El aburrimiento en los niños

Literatura e Inteligencia Emocional

El aburrimiento en los niños

articulo salir del aburrimiento

¿Cómo actúan los niños frente al aburrimiento?

Aquí es muy interesante ver que el aburrimiento en los niños no es una opción y harán todo lo que puedan para salir de ese estado o incluso no llegar a entrar.

‘Mamá/papá me aburro’, ¿les suena de algo?, el mero hecho de decirlo, ya les genera a ellos una huida de la apatía, aunque a veces nos pongan la cabeza como un bombo.

No es mala solución, no hacerles caso y ver como ellos mismos resuelven la situación y logran salir de ese aburrimiento.

Puede que elijan pelear o molestar a algún hermano, sentarse frente a la tele o echarle más horas a los video juegos, pero puede también que les dé por pintar, inventarse un juego, o cualquier otra cosa que no sea estar frente a alguna pantalla, y eso sería maravilloso.

Encontrar cosas interesantes que hacer, es como una chispa de vida que la enciendes y te genera felicidad y riqueza. Siempre es de agradecer y a todas las edades. Saber entretenernos y disfrutar del tiempo es fantástico y además, si nos aporta conocimientos todavía mejor.

¿Qué podemos hacer si nuestro hijo no sabe inventarse un juego, o hacer cosas interesantes que no incluyan los videojuegos o la tele?

Aquí es cuando nosotros nos hacemos superimportantes y cogemos la iniciativa para que ellos, la puedan coger más adelante. Todos los niños tienen una imaginación que ya queríamos los mayores, lo que sucede simplemente que algunos no quieren esforzarse en buscarla.

Os invito a viajar atrás en el tiempo, ¿a qué jugábamos nosotros cuando éramos niños? ¿Cuándo teníamos la edad de nuestros hijos? Seguro que se os ocurren muchos juegos que podríais enseñarles y mejor todavía, jugar con ellos.

En mi cuento, que saldrá próximamente al mercado: ‘Mamá me aburro’, sugiero uno de esos juegos para incentivar su curiosidad e imaginación y hoy voy a compartirlo con vosotros:

Decidir un día de la semana y una hora (esto es mejor hacerlo los fines de semana o en vacaciones), decidle a vuestro hijo que ese día se convertirá en un día mágico. Ese día la mamá o el papá prepararán un montón de sorpresas que esparcirán en el suelo de la habitación del niño (o si queréis elegir otro lugar), podéis incluso crear un mapa para que encuentre él mismo las sorpresas, como parte del juego y lo único que tiene que hacer una vez las encuentre, es decidir qué hacer con ellas.

En mi cuento uno de los días utilicé: una taza de té, una cartulina de color chicle y un coche de juguete amarillo.

Las primeras veces le podéis ayudar a pensar y encontrar cosas entretenidas que se pueden hacer con aquellas cosas, Por ejemplo: dibujar en la cartulina una carretera, por donde viajará en su coche amarillo, hasta llegar a la tetería y tomarse un té con sus amigos. Después de varias semanas, os sorprenderán con su gran imaginación.

A veces, es solo cuestión de engrasar la maquinaria.

Podéis visitar nuestros libros inteligentes en: https://www.lasemilladelossuenos.com

Podéis ver nuestra página principal en: https://www.aulaliterata.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies